ESTOY SIN TRABAJO ¿QUÉ HAGO?

Publicado por La mochila en

¡Compártelo en tus redes!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter

La pregunta del millón en los actuales momentos «Estoy sin trabajo ¿Qué hago?. Es por ello que el día de hoy te traigo 10 pasos a seguir para ayudarte a clarificar tu situación económica ante esta difícil situación:

Estoy sin trabajo ¿Qué hago?
Post

1.- Has tu balance

Sí primero pon por escrito tu situación financiera actual, y debes empezar con tu balance, para que definas cuanta liquidez tienes, si tienes deudas, si tienes activos o tienes lujos.

Estoy sin trabajo ¿Qué hago?
Cuadro explicativo Activos vs Lujos

Esto con el objetivo de que conozcas, cuanto tienes en realidad, es decir liquidez menos las deudas que vas a tener que pagar en el corto plazo. El análisis de activos y lujos, es clave para que conozcas con qué cuentas.

2.- Revisa tus gastos

Bien ya sabemos cuánto dinero en la mano tienes, ahora necesitas saber para cuánto tiempo te alcanza. Dadas las actuales circunstancias de desempleo, en las que encontrar otro trabajo está más difícil que nunca, es necesario que detalles muy bien tus gastos.

Si nunca lo has hecho, empieza por aquellos fijos: pago del tv cable, pago del internet, arriendos, alícuotas, etc. Luego ve desglosando los gastos básicos como alimentación, salud, vestido, etc. Si no los conoces a detalle, puedes usar aproximados en un principio.

No olvides que es necesario que registres hasta el más mínimo gasto para que conozcas exactamente cuánto te cuesta tu estilo de vida actual.

Suscríbete y te regalo mi infografía, para que no olvides todos estos pasos

3 El momento de la verdad

Tienes ya claro cuánta liquidez tienes y cuánto gastas al mes, ahora la pregunta del millón es ¿Cuántos meses puedes aguantar sin generar una fuente de ingreso, es decir sin un trabajo?

Estadísticamente se dice que hasta 78 días, podría soportarse. Un gran salvavidas es tener un fondo de emergencia. Si lo tienes: ¡Muy bien hecho! Te felicito.

4.- Fuentes de liquidez

La primera fuente de liquidez para cuando te quedes sin trabajo, es hacer uso de tus ahorros. En una situación normal, esto sería hasta que salgan nuevas oportunidades de trabajo. Sin embargo en esta situación compleja, no es lo que te aconsejo. Te servirá de colchón, pero no puede ser tu única fuente de liquidez.

Una segunda opción, es buscar alternativas de generación de ingresos o por lo menos liquidez. Aquí es importante que analices si a esos lujos de los que hablábamos en el punto uno los puedes transformar en activos: sea poniéndolos a trabajar a tu favor, para que te generen algún ingreso; o vendiéndolos. Recuerda que así vendas barato, es mejor tener el dinero en la mano, que objetos que no generen nada. Esto como medida de emergencia.

La siguiente fuente de liquidez, es mucho más conocida «endeudarte». Como regla de oro:

«La deuda solo debe ser utilizada si la vas a invertir en algo que su rendimiento te genere más»

Pues la deuda tiene un costo que se llama interés. Al invertir en algún proyecto su rendimiento debe ser superior al interés que vas a pagar por la deuda que adquiriste.

Si te endeudas para gastar en tu supervivencia, luego no vas a  tener para pagar, solo estás quitándole dinero de su bolsillo a tu yo del futuro. Toma muy cuenta este punto.

5.- Administración del dinero:

Ahora bien, hechos todos estos pasos, ya con un capital que te dé cierta estabilidad, te recomiendo que lo dividas de la siguiente manera:

  1. Toma el 50% o el valor de 3 meses de gastos, lo que sume primero, para supervivencia y guárdalo.
  2. Luego, 10% para iniciar tu ahorro de jubilación, si definitivamente es vital que ahorres pensando en largo plazo, ese dinero nunca lo vas a gastar, es tu regalo para tu yo adulto de la tercera edad.
  3. 10% para el fondo de emergencia que en tiempo de incertidumbre es vital
  4. Ahora 10% para premio, para aquello que es importante para ti, sea para consentirte a ti a tus padres a tu mascota lo que sea. Esto para motivarte a que sigas ahorrando.
  5. El otro 10% es para que lo inviertas en ayudar a los demás. Siempre se agradecido con la vida, y procura hacer de este un mundo mejor.
  6. Y por último, 10% para tu formación personal, para que tengas más herramientas para enfrentar un mundo lleno de incertidumbre..
Estoy sin trabajo ¿Qué hago?
Porcentajes para administración del efectivo

Puedes jugar con los porcentajes, pero OBLIGADO tienes que dividir el dinero en esos 6 rubros, para que te entrenes en el manejo de las finanzas, si no lo puedes hacer con 1 dólar como quieres hacer con 100 1000 o con un millón de dólares con el que todos soñamos. Ojo a eso.

Excepción válida solo por la pandemia

Como excepción a la regla y solo porque clamas «estoy sin trabajo ¿Qué hago?», toma el 10% de ayuda a los demás y el 10% dedicado a tu formación personal, y ponlo para invertir en crear un servicio o un negocio que vas a prestar, pues tienes que generar ingresos.

Esto tiene sentido pues, no puedes ayudar a nadie si estás mal, y tu formación ahora va a ser empírica: te vas a formar al calor de los hechos, en el ruedo.

6.- Explora tus habilidades e investiga el mercado

Bien ya contamos con un pequeño capital de negocio (ese 20% del punto anterior), y con nosotros mismos. Lo más importante es actitud positiva y confianza de que de ésta vas a salir fortalecido.

Analiza en ¿qué eres bueno? Piensa en todas las experiencias que has vivido, y pregúntate: ¿En qué destaco?, ¿Qué me apasiona hacer?, ¿Cómo puedo ponerlo en un servicio o producto para ofrecerlo a la gente? Piensa y déjalo por escrito. Has el ejercicio.

Ahora, analiza e investiga ¿cuáles son los «dolores», que tiene el mundo en estos momentos? ¿Qué les hace falta? ¿Cuáles son sus problemas? Con esta lista, y  las habilidades y dones únicos que descubriste que tienes, céntrate en darle una solución.

Puedes generar una lluvia de ideas, déjala por escrito y no las borres, por más locas que sean. Escríbelas desde tu lado creativo, y deja el texto reposar. Luego de un día vuelve a revisarlas, dales prioridad, entre más personas puedes ayudar, más probabilidades tienes de ganar.

También pregúntate: ¿cuál se ajusta a tu capital de negocio?, ¿cuál es más factible en los momentos actuales?, ¿Conozco a alguien que pagaría por esto?

7.- Crea un producto o servicio y véndelo

Bien con este conocimiento, obtenido del punto 5 y 6, ya tienes una o varias ideas ganadoras, ahora tienes que plasmarlo en un producto o servicio, que pueda ser comercializable, recuerda que en esta nueva faceta tú también eres parte del paquete a vender.

Si has estado trabajando para alguien más, es posible que tus habilidades de venta estén oxidadas o nunca lo hayas hecho, pero este es el momento perfecto para empezar. Eres parte de lo que se va a vender. El cliente no adquiere un producto o servicio, adquiere una solución, y necesita confiar, necesita tener una relación con su vendedor. Por ello tú tienes que ser confiable, tienes que poder guiar al cliente en el proceso de compra.

Prepárate para esta faceta, busca informarte bien sobre ventas, marketing, influencia, negociación y todas las habilidades que consideres te hace falta. Encara este nuevo reto con todo el optimismo, energía y seriedad que esto implica.

ARRIÉSGATE, no tienes nada que perder y sí mucho que ganar, si generas una idea ganadora, PERFECTO tendrás una entrada de dinero, posiblemente el negocio de tú vida y habrás descubierto algo único. Si no te va tan bien, luego puedes encontrar un trabajo, y ponerlo como currículum, que a pesar de las dificultades eres INQUEBRANTABLE, y que no te rindes ante la presión.

8.- Has un presupuesto, y apégate a él

Una vez que tienes definido: ¿cuánto tienes?, ¿cuánto gastas?, ¿cuánto puedes generar? Crea un presupuesto personal acorde a tú nueva realidad, y ajústate a él. Recuerda que estamos en una situación crítica, por lo que son momentos de mucha austeridad, algo así como las películas de la postguerra o de la Gran Depresión.

Por tanto verifica que tus gastos sean solo para asegurar tú supervivencia, y pon a trabajar en serio el resto de tu dinero, para generar más. Has un seguimiento periódico a este presupuesto y verifica en que estás fallando, y ponga en marcha planes para solucionarlo. Te dejo consejos prácticos para disminuir tus gastos

9.- Invierte, reinverte, y vuelve a invertir

Ya sabes cómo generar dinero y cómo administrarlo, (vuelve al paso 4 si no). Sea mucho o poco lo que generes: ahórralo en esas 6 categorías y no te olvides de invertir: en tu negocio y en tu formación.

Prueba diferentes ideas, propuestas y métodos de venta para obtener mejores resultados. En mi caso, con la cuarentena impuesta en mí país, empecé vendiendo mascarillas, y con lo que gané compré frutas para revenderlas, y ahora estoy haciendo ciertas prendas de ropa que se demandan en estos tiempos. Con ello tengo 3 fuentes de ingreso que me mantienen tranquila. También me llena de emoción emprender en algo que nunca había hecho, mientras no sepa que pase en el futuro con la empresa en la que trabajo por este tema de la cuarentena.

10.- Cuando todo mejore no olvides lo aprendido.

Seguramente, luego de la tormenta, la situación se normalizará y volverás a encontrar una fuente de ingresos fijos en el campo en el que normalmente te desempeñabas. Sin embargo, no dejes de practicar lo que has aprendido, no abandones esa pequeña fuente de ingresos, o la costumbre de analizar minuciosamente tus finanzas.

Que la lección más importante que lleves sea: «SIEMPRE TEN MÁS DE UNA FUENTE DE INGRESOS». El cambio es la regla. Si se caen 3 negocios, que tú tengas 5 para seguir adelante.

Para terminar, éstas son las ideas que comparto contigo, para que le bajes a la tensión, a esa situación de «me quedé sin trabajo ¿Qué hago? No será fácil, pero será imposible sino empiezas. Manos a la obra. No olvides contarme cómo te va.  ¡Suscríbete para más consejos! Te leo en los comentarios y te envío un abrazo con mascarilla.

TU INFOGRAFÍA DE REGALO:

Es un resumen visual para que no olvides estos 10 pasos para enfrentar esta crítica situación de Estoy sin trabajo ¿Qué hago?

¡Compártelo en tus redes!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Categorías: Finanzas

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *