CÓMO CREAR UN PRESUPUESTO PERSONAL PASO A PASO

Publicado por La mochila en

¡Compártelo en tus redes!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter

Te enseño a crear un presupuesto personal paso a paso, desde imaginar que es lo que deseas, saber exactamente tu situación y empezar a ser creativos para llevar a la acción pasos precisos y prácticos para disminuir tus gastos y empezar a fortalecer tus finanzas para que se conviertan en el trampolín perfecto para lograr todos tus sueños.

DEFINE PARA QUÉ LO QUIERES

Si llegaste a este post, quiere decir que has empezado a tener curiosidad de cómo puedes mejorar tu situación económica actual, y en todos los blogs de finanzas te dicen que necesitas crear un presupuesto personal y apegarte a él. Sin embargo olvidan que lo más importante no son las herramientas, sino para que nos sirven. ¿Para qué quieres mejorar tus finanzas? Piénsalo, interiorízalo, deja que tus verdaderos sentimientos hacia el dinero y la riqueza salgan.

Si tuvieras un millón de dólares: Qué sueñas lograrías, ¿qué comprarías?, ¿cómo vivirías?, ¿a quién ayudarías?  Y si tuvieras 10, 100, 1000 millones.  Ves, el manejar tus finanzas debe ser para lograr esos sueños y objetivos. Por ello, cuando tengas tu presupuesto personal, en el encabezado debe estar ese sueño en grande, lleno de colores, si quieres con fotografías o gráficos que hagan más real ese sueño, esa visión, tal como la tuviste en tu mente.

Debajo, anota la meta para este año, y luego para este mes, ir cumpliendo cada una de esas metas, cobrará mucho sentido para ti y te mantendrá motivada, cualquier sacrificio que realices hoy, tendrá esa recompensa soñada.

Busca que esas metas sean un reto cumplible, que te implique esfuerzo, pero que no sean imposibles de cumplir, te sorprenderás a ti misma, logrando mes a mes siempre un poco más.

BUSCA Y REGISTRA TODOS TUS INGRESOS

Bien, ahora manos a la obra. Comienza a analizar el historial de tus finanzas, si tienes tus roles de pago de 4 a 6 meses te servirán para conocer tus ingresos.

Piensa si realizas alguna actividad eventual que represente ingreso de dinero,  divídela para 12, y anota el ingreso mensual por esa actividad. También si tienes rendimientos o intereses de tus ahorros o inversiones, igual regístralos.

Si tienes un emprendimiento o una empresa, separa tus finanzas personales del negocio, asígnate un salario fijo para ti y utilízalo para presupuestar con él.

SIN JUZGAR REGISTRA TODOS TUS GASTOS

No adivines, has tu tarea: revisa facturas, estados de cuenta, pagarés, etc. Siéntate en silencio y recuerda todos los gastos que has realizado, registra tus deudas, desde las pequeñas hasta las hipotecas. 

Considera gastos de carácter fijo, de carácter variable, los que son todos los meses, o son cada cierto tiempo, para igual sacar su promedio mensual. El éxito de este paso es ser lo más detallista posible, para que sea real y útil para tomar decisiones acertadas con esa información.

Este detalle es vital para crear un presupuesto personal que te sirva y te empuje a ser mejor.

No te juzgues, solo recuerda y anota, deja para después la reflexión o el remordimiento por los gastos. A continuación te dejo un detalle bastante amplio para ayudarte a recordar:

Gastos de la Vivienda: Hipotecas, alquiler, seguros del condominio, impuestos anuales divididos para 12.

Servicios básicos: electricidad, agua, teléfono, internet, móvil, tv cable.

Servicios subcontratados: Limpieza, seguridad, guardería, residencias o geriátricos.

Membresías o pagos mensuales: Gimnasios, clubes con membresía: spa, desarrollo personal, servicio de mascotas, etc.

Suscripciones: Tv cable, youtube, spotify netflix, otros pagos mensuales o anuales de aplicaciones móviles u otros servicios de internet.

Vehículo: gastos en gasolina, pago de cuotas del préstamo, matrículas, impuestos, renovación de licencia, reparación y mantenimiento, seguros, parqueadero, cambio de llantas, batería, u otras inspecciones obligatorias.

Gastos de alimentación: compra de víveres, comidas fuera de casa, snacks o refrigerios, café en la oficina, salidas para festejos en los grupos sociales en los que estamos.

Productos de higiene, belleza y tratamientos de cuidado personal: como ejemplos: has un cálculo de cuánto gastas de forma mensual en shampoo, jabón, desodorante, protector solar, maquillaje, cremas, y otros tratamientos.

Artículos de limpieza del hogar: como jabones, desinfectante, detergente, ambientales, suavizantes, trapeadores, esponjas, toallas, todo lo que se ha comprado para hacer un promedio mensual de gasto en este rubro.

Cuanto se gasta en ropa, carteras, accesorios y zapatos, sé sincera, no te culpes.

Piensa también

Mantenimiento de la vivienda: Pintura, arreglo de plomería, grifería, techos, mantenimiento de jardines, etc.

Lo que se gasta en compra de utensilios de cocina, decoraciones, vajillas, artículos para organizar espacios, ropa para cama, etc, realiza un promedio mensual para tomarlo en cuenta.

Empieza a considerar cuánto tiempo te duran los electrodomésticos o los muebles. Si necesitan mantenimiento y reparación.

Esa información la puedes encontrar en los datos de gastos del año anterior, o en el manual de compra, cuánta garantía tienen para que hagas una consideración mensual de esos imprevistos.

Atención médica y odontológica. Gasto en recetas, exámenes. Pago de seguros médicos, de vida, etc.

Si tienes mascotas, los gastos de alimentación, limpieza, visita al veterinario, tratamientos, recuerda ser muy detallado en todos los gastos y sus sumas.

Fondos de ahorro: emergencia, jubilación, donativo, formación e inversión.

El ser muy detallista en este punto te ayudará a ser consciente de lo que estás gastando, también de que provoca ese gasto, y sobretodo tomarás conciencia de si están dentro de tus posibilidades.

 Recuerda entre mayor sea la brecha positiva entre tus ingresos y tus gastos mayores probabilidades tienes de lograr estabilidad y libertad financiera. El ingreso depende del mercado, sin embargo tienes absoluto control sobre la variable de gasto.

HAS UN PROMEDIO PARA CREAR TU PRESUPUESTO PERSONAL MENSUAL

Ahora con toda la información que tienes de tus ingresos y tus gastos, calcula tu ingreso y gasto promedio mensual, aterrizando todos tus gastos o ingresos ocasionales, darles un valor mensual para poder presupuestar.

 El momento de la verdad

  • Si tus ingresos son mayores al gasto, perfecto, ahora considera incrementar tus porcentajes de ahorro para armar un fondo de emergencia, un fondo de jubilación, un fondo de donativo, y un fondo de inversión. Reducir gastos y empezar a buscar nuevas fuentes de ingreso son los siguientes pasos.
  • Si tus ingresos son iguales a tus gastos, es el momento de recortar gastos, para incrementar esa franja.
  • Si tus ingresos son menores a tus gastos. ¡Houston tenemos un problema! Pasa directamente a leer mi post sobre consejos prácticos para reducir gastos. Empieza con toda la actitud positiva y ganas de trabajar duro.

REDUCE TUS GASTOS, SIEMPRE HABRÁ COMO HACERLO

Ahora que has hecho la tarea y tienes plasmada tu situación financiera real, es el momento de empezar a trabajar en ella. Como te indicaba el reducir gastos es la parte que está bajo tu control.

En este blog te iré comentando muchos trucos para ahorrar y reducir gastos no olvides suscribirte, para recibirlos, todo con el objetivo de incrementar  la brecha entre tus ingresos y gastos para que puedas cumplir esos sueños que te planteaste y que estarán plasmados en tu presupuesto personal

En primer lugar, cada partida de gasto debe pasar un análisis riguroso. Qué me aporta en mi vida este gasto, me suma o me resta, así decide: eliminarlo, sustituirlo con una alternativa más barata, o mantenerlo, pues te aporta mucho más que su valor económico. Para más consejos para reducir gastos visita mi post lleno de consejos prácticos

DISEÑA TU PRESUPUESTO Y HAZLO ATRACTIVO

Bien ahora ha llegado el momento de dejar por escrito el presupuesto personal que creaste, hay varios métodos para hacerlo, te comento cuales son para que elijas el que más se adapte contigo.

MÉTODO DE LOS SOBRES:

Organiza tus gastos por categorías, procura que sean un máximo de 5 para que sea manejable. Por ejemplo: vivienda, alimentación, salud, cuidado personal, vestimenta. Usa un sobre con dinero en efectivo, para hacer más real el gasto, por cada categoría creada.

Si se acabó el dinero del sobre, no hay más dinero para gastar en esa categoría en ese mes. Al final del mes lo que quedó en los sobres lo depositas en la cuenta de ahorro o pago de deuda y el próximo mes vuelve a empezar.

No es muy práctico en la vida real debido al temor de llevar dinero en efectivo contigo, y pierdes la posibilidad de ganar interés con él en el banco. Sin embargo, puedes considerar formas de aterrizarlo al mundo real.

Por ejemplo, colocar un papel de registro en cada sobre y vas anotando  la cantidad que has gastado en esa categoría. Hacerlo por semanas, para que el monto en efectivo sea menor.

EL TECNOLÓGICO o ANTIPRESUPUESTO

Una muy buena práctica para nuestros días es hacerlo con la banca online. Debido a la cuarentena y el distanciamiento, muchas entidades bancarias ahora ofrecen de forma gratuita la apertura de cuentas.

Qué te parece abrir una cuenta por cada sobre. Y que los pagos de cada categoría que puedan programarse de forma automática se los haga a cada una de las cuentas.

¡Eureka!, has descubierto cómo crear tu presupuesto personal en línea. No volverás a olvidar hacer un pago, tus finanzas estarán bajo control, y el dinero que quede en tu cuenta principal lo puedes gastar sin preocuparte y con el mínimo esfuerzo. Dios bendiga la tecnología.

Solo al final del mes revisa los saldos de las cuentas, y las transfieres a tu cuenta de ahorro que te brinde intereses, o puedes considerar ese dinero para invertir en algún emprendimiento.

EL DE LOS PORCENTAJES:

Este presupuesto consiste en dividir tu ingreso en 50% para cubrir tus necesidades básicas. El 30%, para tus deseos y objetivos, y el 20% dedicado al ahorro.

El 50% debe cubrir todo lo que necesitas para vivir, alimentación, vivienda, seguridad, lo básico, a lo que no puedes renunciar son inevitables.

El 30% lo debes dedicar a tus deseos y objetivos, esto para ver los resultados de tu esfuerzo. Sea para un viaje, para comprar regalos, para gastar en eso que te dé la sensación de premio, de que te lo has ganado.

El 20% para dedicarlo en ahorro, ya tienes cubiertas tus necesidades básicas, también ya has gastado en diversiones y gustos, ahora es importante que formes tus fondos de ahorro para tu seguridad financiera.

Siempre es importante tener un fondo de emergencia que cubra por lo menos 6 meses de gasto, un fondo de jubilación para ver al interés compuesto en acción. Y si tienes deuda, también es necesario armar un fondo de ahorro para adelanto de capital.

Como en todo, los porcentajes son flexibles, dependen de tu situación actual, lo que sí es muy importante es que tus necesidades para vivir no superen el 50% de sus ingresos.

Al crear este presupuesto personal la meta debe ser disminuir esos gastos básicos o a incrementar sus ingresos, hasta llegar a ese porcentaje.

SÍGUELE LA PISTA Y NÚTRELO COMO A UN BEBÉ

Diariamente, registra todos los gastos que realices para no perderle la pista. De igual forma si tienes ingresos con mayor razón regístralos. Dedica un momento especial a la semana para revisar los avances del presupuesto para asegurar el éxito.

Revisa siempre tus facturas, recuerda que si encuentras algún error estarás a tiempo de realizar un reclamo y tener dinero a favor. También revisa tus pagos de deuda. Analiza si realizas avances al capital cuánto te ahorrarías en intereses.

No pierdas de vista tus metas de ahorro, recuerda que el ahorro debe convertirse en el primer gasto fijo que se cubra. Al crear tu presupuesto personal primero págate a ti misma.

Si tienes deudas con interés alto, primero paga esas deudas y luego podrás ahorrar.

Tienes que ser muy metódica en la revisión, detallista, y recuerda si ocurre un imprevisto,  o tu situación cambia de repente, ajusta tu presupuesto cuando sea necesario.

Y lo más importante, disfruta del manejo de tus finanzas. Tener conciencia de que tienes el control sobre ellas, te dará mucha seguridad, motivación y vitalidad para realizar los cambios y sacrificios necesarios en busca de un bien mayor, tu libertad financiera.

De ver convertidos en realidad esos sueños que te planteaste en el punto uno.

Cree firmemente que en lo que te enfoques crecerá, solo imagina que el día de mañana ves 1000 dólares más en tu cuenta. ¿No te sentirías más feliz y poderosa que hoy?

Vamos empieza el día de hoy a construir ese futuro brillante de mañana.  Suscríbete para recibir más consejos, te envío un abrazo con mascarilla.

Forma parte de la comunidad de La Mochila Ligera

¡Compártelo en tus redes!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Categorías: Finanzas

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *