¿CÓMO HACER UN DIARIO DE GRATITUD?

Publicado por La mochila en

¡Compártelo en tus redes!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter

Si te has preguntado ¿cómo hacer un diario de gratitud? has llegado al lugar correcto.

Te traigo la guía definitiva para sentirte agradecido por lo que la vida te ha traído y sientas los beneficios de este diario en tu vida

¿Por qué agradecer?

El estar agradecido te da una nueva perspectiva de la vida. Más que necesaria luego de toda la experiencia, bastante traumática, que hemos vivido como humanidad debido a la pandemia.

Al dar las gracias, recuerdas lo positivo de tu día, te llenas de satisfacción de que ese hecho te pasó a ti, y te llena de buena vibra.

Hábito de gratitud
Dar las gracias te llena

Toda esta práctica tan positiva, la olvidamos en las presiones y distracciones de la rutina del día a día. Es necesario darle un espacio, y que mejor que incluirla en nuestra rutina, puedes empezar haciéndolo una vez a la semana, y si te gustó y sientes los beneficios la puedes incluir cómo un hábito diario.

Este hábito de gratitud, es el mejor complemento al mindfulness, te obliga a estar en el aquí y ahora, a prestar atención conscientemente a lo que sucede en tu día a dia. Y a mirar y racionalizar las diversas situaciones en su justa medida.

La forma más sencilla que he encontrado, es llevar un diario de gratitud. Registras lo que te llene de agradecimiento en ese momento. Y cuando en otra situación te sientas triste, desanimada por algo que no ocurrió como lo planeabas, puedes volver a él para llenarte nuevamente de esa sensación de agradecimiento y salir de ese bache.

¿CÓMO HACER UN DIARIO DE GRATITUD?

Lo primero es dedicarle tiempo.

 Programa en tu celular un momento para agradecer. Para mí el mejor momento es antes de dormir, tengo una libreta pequeña y bonita, en mi mesa de noche.

Diario de gratitud
Un diario hermoso siempre te inspira a escribir

Sobre ¿qué escribir?

Creo que es importante tener 3 grandes grupos para fijar nuestra atención al momento de escribir:

  • ¿Qué me ha regalado este día a mí?
  • ¿Qué lección me llevo de algo negativo que me ha pasado?
  • ¿Cuál fue mi cualidad o don, que más agradezco que sea mía y que me ha traído beneficios este día?

No siempre vamos a encontrar las 3 categorías, pero si es importante que le brindemos un momento de reflexión. De ver desde un ángulo totalmente distinto nuestra situación del día a día.

GUÍA PARA REFLEXIONAR PARA TU DIARIO DE GRATITUD EN EL 2020:

¿Qué me ha regalado este día a mí?

Para el primer punto, me enfoco en lo mejor que me ha pasado, y doy gracias por ello. Así sean cosas simples cómo haber llegado a tiempo al trabajo. Que toda mi familia está sana o cosas así.

Otra gran idea, es agradecer a alguien que te ha ayudado, te ha dado un consejo, o es un ejemplo para ti. Así anótalo con nombre y apellido, para que te llene esa sensación de dar las gracias, de sentir que eres importante para alguien más.

También puedes agradecer por todos los espectáculos naturales que has visto ese día, un amanecer con el sol encendido, un cielo sin nubes, el olor de la tierra mojada luego de la lluvia. Sentir que un perrito te sonríe, son cosas que si les prestas atención, llenan tu vida y le dan otro color a tu día.

¿Qué lección me llevo de algo negativo que me ha pasado?

Para el segundo punto, me encanta hacerlo los días en los que siento que algo salió muy mal, o hay cosas que me molestan durante todo el día.

O incluso cuando me encuentro mal de salud. Encontrar algo para anotar en mi diario de gratitud.

Hago que mi mente salga de la caja, y vea desde un ángulo totalmente distinto eso negativo que ha pasado, y encuentre un punto para dar las gracias.

Busco la experiencia o aprendizaje que esa situación me deja. Agradezco por el impulso que me da para lograr algo mejor y la motivación para seguir adelante.

Encuentro el lado positivo y doy gracias por ello, si estoy enferma, porque me enseña a tomar un respiro, porque pude atenderme, y porque mi cuerpo también siente y hace un llamado de atención para cuidarme más.

¿Cuál fue mi cualidad o don, que más agradezco que sea mía y que me ha traído beneficios este día?

Finalmente para el tercer punto. Piensa en cómo te has ayudado a ti mismo en este día. Agradece a tu cuerpo que resistió todo el trajín de este día. A tu claridad mental que te permitió resolver ese problema que tuviste.

A tu amabilidad y cordialidad que le cambió la vida a las personas con las que interactuaste. Recuerda eso lo hiciste tu, y siéntete agradecido contigo mismo por esforzarte a ser cada día mejor. Anótalo en tu diario de gratitud para no olvidarlo

CÓMO POTENCIALIZAR TU HÁBITO DE AGRADECIMIENTO

Para facilitar esta reflexión y llenarte del sentimiento de gratitud, otra gran práctica, es el mindfulness, con técnicas de respiración simples, puedes centrarte de mejor manera en el aquí y ahora.

Una vez en ese estado, es más fácil tomar las cosas en su justa medida y obtener la esencia de las situaciones del día a día, y descubrir el porqué hay que dar las gracias, sentirse agradecido por lo bueno y lo malo del día.

Con estas reflexiones, tus agradecimientos tomarán otra perspectiva, te ayudarán a obtener el éxito, y te dará muchísimo gusto volver a leerlos en un tiempo más en tu diario de gratitud.

CONSEJOS PARA OBTENER EL MAYOR BENEFICIO DEL DIARIO DE GRATITUD

Ponerle una fecha, para que si en algún momento, vuelves a revisar tu diario de gratitud, te traslades en el tiempo a ese preciso momento.

O incluso tienes la prueba de los beneficios y cambios que ha traído a tu vida el agradecimiento. Se puede convertir en tu hábito más exitoso.

Si no eres de los de escribir, también puedes grabar tus notas de voz así puedes ponerle mayor emoción a tu gratitud.

Para hacerlo más visual puedes ir haciendo post it de tus agradecimientos. Puedes hacer un tablero de corcho de tus pensamientos de gratitud.

Tener tu cofre de agradecimientos en algún lugar especial de tu hogar. Vamos sé creativa, hazlo tuyo personalizándolo a tu estilo.

Siempre te voy a sugerir que dejes constancia de tus agradecimientos, pues nuestra memoria es débil y más cuando estamos desanimados y frustrados.

El poder revisar tus agradecimientos leerlos o escucharlos, te traslada a ese momento en el que te sentiste agradecido, hace que tu cerebro lo tome como un sentimiento actual, y te ayuda a olvidar o por lo menos a afrontar de mejor manera tu situación actual.

Cómo hacer un diario de gratitud
Escribir ayuda a tu memoria

Bien aquí tienes la guía definitiva para hacer un diario de gratitud en el 2020, luego de todo lo que hemos pasado es la mejor herramienta para incluirla en tu día a día. Existen muchas más si quieres conocerlas, suscríbete. Te envío un abrazo con mascarilla.

Forma parte de la comunidad de La Mochila Ligera

¡Compártelo en tus redes!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Categorías: Estilo de vida

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *