Has del cambio el motor de tu vida

Publicado por La mochila en

¡Compártelo en tus redes!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter

Lo único constante en la vida es el cambio. Aprende cómo hacerlo parte de tu día a día y benefíciate de aceptarlo como una constante positiva en nuestra vida.

¿Qué es el cambio y por qué nos afecta?

El cambio te hace una mejor persona. Te ayuda a mejorar, al salir de tu zona de confort, encontrarás tu mejor versión. Es una constante en tu vida, si la aceptas como tal te traerá enormes beneficios, de lo contrario, se volverá una fuerza imparable que te destruirá cada vez que se presente.

Muchas veces te sientes a gusto en tu situación actual. No quieres que nada cambie, pues te sientes cómoda y tienes miedo de salir de esa llamada zona de confort.

De cierta forma, te rebelas ante la necesidad de cambio. Pretendes que todo está bien, y te niegas aceptar las nuevas realidades.

Hasta que sucede algo abruptamente: pierdes tu empleo, tu relación se termina, los negocios quiebran. Tu salud se ve afectada y debido a esas situaciones te ves obligada a realizar forzosamente un cambio en tu estilo de vida.

Por ello es vital, aceptar el cambio como una constante, antes que el cambio llegué abruptamente y lo desbarate todo sin estar preparada.

Es extraña la ley de la vida. Parece que el universo te enviara señales de que aceptes y cambies las cosas por las buenas,  antes que la onda del cambio y la vida te obligue por las malas.

Cómo hacer del cambio el motor de mi vida.

La solución a estos remezones, es muy sencilla. Busca el cambio de forma activa. Así no te sorprenderá, será parte natural de tu vida y estarás preparada

Con ello siempre ganarás, pues vas a creer como persona, te encontrarás en un ambiente de mejora continua. Este estado de estar abierta al cambio y sus efectos, te llena de habilidades que nadie más tiene.

Muy pocas personas en el mundo están dispuestas a aceptar que las cosas tienen que cambiar. Peor aún, buscarlo activamente. Estas habilidades que desarrollas al aceptar al cambio como el motor de tu vida te hacen única, imbatible, y es la mejor forma de lograr un desarrollo personal.

Un ejemplo práctico sus efectos

Esto se siente hasta en lo más pequeño. Digamos que has decidido retomar el ejercicio físico después de un largo periodo de para. Te sorprende como el más simple de los ejercicios te quita el aire. Y al día siguiente todos tus músculos te duelen y sientes que no puedes seguir.

Aquí está la primera muestra física de la importancia vital del cambio. Si te detienes ahí, el dolor físico disminuirá, sin embargo tu condición física empeorará y no se diga tu apariencia.

Sin embargo, si a pesar del dolor inicial vuelves todos los días a realizar el ejercicio. Comenzarás a notar como el dolor disminuye. Tu cuerpo se vuelve más flexible.

Y con el tiempo ese primer ejercicio que te causó tantas molestias, ahora es el más sencillo de realizar. Y lo haces sin darte cuenta.

Este efecto de dolor, aprendizaje, facilidad, lo puedes replicar en todos los aspectos de tu vida. Siempre vas a rechazar el cambio, empezar una nueva actividad te va a traer muchos, muchísimos problemas y si perseveras y te fuerzas a realizarla, con el tiempo se te hará muy fácil. La sensación de incomodidad y de no poder hacerlo, de esto no es lo mío, va a ir desapareciendo.

Cuánto más nos expongamos a cambiar, a nuevos hábitos, nuevas situaciones, más fácil se nos va a ir haciendo todo. Y lo más importante, si lo hacemos parte de nuestro día a día. Tendremos una ventaja competitiva inalcanzable, contra aquellos que prefieren estar siempre en su zona de confort.

¿Por qué rechazamos el cambio?

Hemos visto los efectos del cambio como un hecho aislado, pero aún desconocemos su efecto final y por eso lo rechazamos.

Me explico, muchas veces empiezas nuevos hábitos: ejercicio, comer saludable, hacer cambios estratégicos en tu trabajo, etc. Y al inicio notas grandes beneficios. Si has sido lo suficientemente persistente para seguir y mantener el cambio en el tiempo.

Sin embargo, cuando te has adaptado a estos cambios, inconscientemente te encuentras nuevamente en tu zona de confort. Los resultados fantásticos que tenías al inicio ya no son tan maravillosos, lo que muchas veces te da la sensación de haber fallado. Y tomas la decisión errónea de dejar de hacer esos hábitos porque piensas que no traen ningún beneficio.

Lo que deberías hacer en realidad es subir la meta, hacer más, volver a cambiar hacia lo positivo, pasar nuevamente por la incomodidad y ser persistente, pese a las dificultades y el dolor.

Entonces ahí volverás a ver grandes beneficios. Y cuando estos beneficios disminuyan, hay que volver a repetir el círculo. Ir un paso más allá, en busca de nuestra mejor versión.

Busca siempre dar una milla más, una hora más, ir al siguiente nivel, no retroceder. No sentir que has fallado. Lo que ha sucedido es que esta nueva situación se ha convertido en tu nueva zona de confort. Mucho más amplia que la anterior, pero aún así es confort.

Debes salir de allí, volver a arriesgarte. Darlo todo. Y hacer tu zona de confort más grande.

El cambio, es la herramienta de crecimiento personal más poderosa que existe.

Cómo lograr efectos en tu desarrollo personal

Para ello entra en juego, que seas consciente de los beneficios que trae. Vuelve al cambio un hábito en tu día a día. Que estés dispuesta a intentar todos los días algo nuevo.

Busca siempre experimentar cosas nuevas. De esa forma serás consciente. Que si tratas de repetir una y otra vez algo que ya llevas haciendo por mucho tiempo, no vas a obtener los mismos resultados fabulosos que obtuviste la primera vez que lo hiciste.

Porque ya has cambiado, ya has pasado ese hito de mejora. Y ahora tienes que ir por más, tienes que hacer del cambio el motor de tu vida. Eso te llevará a una vida llena de mejoras donde las posibilidades son infinitas

Todo el esfuerzo que te trajo hasta aquí, no es el mismo que te llevará hasta allá

Debes intentar cosas nuevas, no te compares con los demás, tu eres tu propia medida de éxito. Si yendo al gimnasio todos los días durante una hora, te hizo bajar 20 libras. Para bajar 10 más debes esforzarte más, tu cuerpo ya se acostumbró a esa rutina, debes cambiar, debes forzarte hacia algo nuevo, para obtener mejores resultados.

El pasado no determina tu futuro, lo determinar los actos y acciones que ejecutes hoy

Tu relación con el cambio hoy, determinará tu éxito de mañana. No te rindas, encuentra los beneficios del cambio, de hacerlo parte de tu día a día. De aceptar nuevas realidades, nuevas formas de realizar lo mismo es lo que te llevará al éxito. No olvides suscribirte para que no te pierdas ningún post en este maravilloso viaje que es la vida. Te envío un abrazo con mascarilla.

¡Compártelo en tus redes!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Categorías: Estilo de vida

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *